Remedios naturales para hongos en los pies

0
78

Es muy común que producto de la edad, o de la humedad, salgan en los pies hongos. Son en realidad bacterias que viven y se reproducen en el tejido de la piel. Si no son tratados correctamente, afectan la pierna del paciente, lo cual puede llegar hasta la amputación.

Pero como toda bacteria, hay algunas sustancias que pueden matarlas y hacer que la infección desaparezca. Si lo que buscas es una guía para saber cuales son las mejores, estás es en el lugar correcto. Sin más rodeo, estas son los mejores remedios naturales para hongos en los pies.

¿Qué son los hongos de los pies?

Es un padecimiento muy frecuente que ocurre cuando se expone el pie a altos niveles de humedad. Salen generalmente debajo de las uñas o entre los dedos y dejan al tejido ennegrecido y con mal olor.

El tipo de hongo más común es el llamado pie de atleta. Este es un hongo muy fácil de transmitir al contacto físico. Esta infección no necesita atención médica, es solo no exponer el pie a la humedad y se quita solo.

¿Cuáles son las causas de estos hongos en los pies?

La causa fundamental en el surgimiento de estos hongos es la humedad. Si eres de esas personas que llevan zapatos cerrados todo el tiempo, intenta usar algo más abierto. Pues un pie sudado es el lugar ideal de reproducción para ellos.

Existen algunos tipos de esmaltes de uñas que afectan en este aspecto. Hay dos tipos: permanentes y semipermanentes, uno más fuerte que el otro. Lo más aconsejable es que si el pie está a altas humedades, usa el esmalte semi permanente.

Otra posibilidad es que en la edad de adulto mayor, son más frecuentes muchas enfermedades. Y esta sobre todo como es altamente contagiosa es muy probable que la adquiera este grupo de personas. Por lo tanto, lleva una atención médica.

Síntomas y efectos de los hongos en los pies

Esta infección trae afectaciones en el tejido en el que esté. Casi nunca son serias, por lo cual no es de alarmarse tanto si ves algunos de estos síntomas. Pero existen raros casos que han afectado tanto la piel, que ha llegado a amputación. Claro, si padeces de diabetes además, ahí si acude a un médico.

Es normal que el área comprometida se irrite y pique, pues eso es lo que hace la bacteria. No te arrasques por más que pique, pues lograrás empeorar la infección. En el caso de debajo de las uñas no pasará esto, sino que la carne debajo de ella se hincha.

También entre los dedos pueden salir ampollas, pequeñas pero igual de molestas que cualquiera. Seguido de esto se puede notar una hinchazón en el pie seguido de un punzante dolor. Cabe la posibilidad que la hinchazón sea color negro y no rojo, dependiendo del tipo de hongo que sea.

Otra área que puede ser afectada es el talón, enrojecimiento o hinchazón. Además el pie también puede presentar grietas o descamación en algunos lugares. Es decir, que entre los dedos, debajo de ellos o en los talones, aparecen pequeñas grietas.

Es muy importante también la higiene que tengas en el pie. Si no te lavas frecuentemente y bien las piernas pueden ocasionar muchos problemas, no solo hongos. Ya una vez afectada la pierna, si antes tenías higiene, ahora es el doble.

Las uñas podrían debilitarse y perder su color natural, por lo tanto se quiebran fácilmente. Por lo tanto, ten cuidado que las uñas pueden ser muy filosas y pueden cortarte en el área afectada.

Remedios naturales para los hongos en el pie

A pesar de todo, estas infecciones son fáciles de curar, y sus remedios no son tan complicados. Aparte que los ingredientes son factibles y prácticamente gratis.

El ajo es uno de esos componentes que sirven casi para todo, y sus formas de preparación son muchas. En este caso lo único que hay que hacer es machacar el ajo hasta que quede pastoso. Después se aplica directamente sobre el tejido y verás cómo alivia el dolor y quita el enrojecimiento.

Existe otro remedio que es con talco en polvo y un secador de pelo. En este caso tendrías que aplicar una cantidad de talco sobre el área deseada. Después encender el secador y mantenerlo allí hasta que no quede talco, repite el proceso si quieres. Verás una evidente mejoría en el color de la piel y en la hinchazón.

El sodio es otra sustancia maravillosa, pero el bicarbonato de sodio es casi milagroso. Es solo ponerlo en el tejido afectado por unos 10 minutos y el dolor y ardor desaparecen. El sodio puro también es una buena opción, incluso hasta mejor, es solo aplicarlo de la misma forma.

Otro es el aceite de árbol de té, que es líquido por lo tanto se dificulta un poco aplicarlo. Nada más lo aplicas y la mejoría es instantánea, el dolor e hinchazón bajarán mucho. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here